Valentino Rossi: Carta de amor a su M1

Uno de los motoristas más importantes de los últimos tiempos, Valentino Rossi, ha publicado una carta que dirige a sus miles de fans, en la que explica sus motivos de salida del equipo Yamaha y su estreno en el equipo italiano de Ducati. En la carta que Rossi ha redactado personalmente, veréis el tono de tristeza que muestra por la salida de Yamaha, y las palabras que dedica a su amada motocicleta M1.

“Es difícil explicar en tan sólo unas palabras mi relación con Yamaha durante los últimos siete años. Han cambiado muchas cosas desde el lejano año 2004, pero especialmente “ella”, mi M1, ha cambiado. Por aquel entonces estaba considerada como una moto del montón de Moto GP, ridiculizada por otros pilotos y técnicos de Moto GP. Ahora, después de ayudarla a crecer y mejorar, puedes verla sonreír en su garaje, cortejada y admirada, tratada como la primera de la clase.

La lista de personas que han hecho esta transformación posible es muy larga, pero me gustaría dar las gracias a Masao Furusawa, Masahiko Nakajima y a mi Hyroya Atsumi, como los ingenieros más representativos que han trabajado para cambiar la cara de nuestra M1. También Jeremy Burgess y todos los chicos de mi equipo, que la han cuidado en todos los circuitos del mundo y además a todos los chicos y chicas que han trabajado en el equipo Yamaha durante todos estos años.

Ahora es el momento de buscar nuevos retos, mi trabajo aquí en Yamaha ha terminado. Desafortunadamente las historias de amor más bonitas terminan, pero dejan un montón de recuerdos maravillosos, como cuando mi M1 y yo nos besamos por primera vez sobre el césped de Welkon, cuando ella me miró directamente a los ojos y me dijo: Te quiero”

Te puede interesar:

Ofertas de Seguros de Motos Baratos

Comparador de seguros

Escrito por | 18 de agosto de 2010 con 1 comentario.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. manu - 10 de septiembre de 2010 | 17:00

    YO CREO QUE VALENTINO ES UN GRANDE DE VERDAD Y UN CAMPEON!!!!

Deja una respuesta