Qué hacer al comprar una moto de segunda mano

Si has comprado una moto de segunda mano posiblemente te estés preguntando qué es lo que deberías hacer para asegurarte de todo antes de comenzar a montarla. Los vehículos de segunda mano son sensibles y requieren cierta preparación.

Lo primero que debes hacer es realizar un examen de control para comprobar que todo es seguro. Hazlo en tu garaje y no te fíes de que la moto se vea muy limpia o brillante, dado que nunca sabes lo que ocurre dentro de la moto. Si tienes un historial de los trayectos que ha realizado el vehículo te vendrá muy bien, pero normalmente no es algo fácil de localizar.

Los frenos es lo primero y más importante que tienes que comprobar. Asegúrate de que los manguitos responden de forma correcta y que todo funciona de forma completa, no esperes a haberte montado en la moto para descubrirlo de forma desagradable.

Luego mira la reserva de freno. Para quedar satisfecho con los frenos asegúrate de que tienes un nivel de fluido correcto y que no cuenta con señales de uso salvajes. Lo siguiente que tienes que mirar son los neumáticos.

Asegúrate de que los neumáticos están limpios y de que no tienen ningún objeto extraño a su alrededor. Haz lo mismo con el sillín y todas las partes de pequeño tamaño de la moto donde se haya podido meter algo. A continuación comprueba la presión y ajusta la cadena de transmisión si crees que es necesario.

Comprueba el nivel de gasolina y el nivel del refrigerante, luego asegúrate de que funcionan todas las luces, sobre todo las de frenos.

Vía | Motorcycle News

Escrito por | 21 de mayo de 2013 con 0 comentarios.
Etiquetas:
Lee más artículos sobre Consejos

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta