KTM RC8, alusión de un gran proyecto

Desde el año 2003 se les ha hablado a los usuarios de lo que significa pensar en una KTM tipo superbike, y es que los fabricantes de motos off-road se propusieron tercamente a desarrollar una súper moto, y de ahí surgió lo que muchos piensan es el “Lamborghini” de los vehículos de dos ruedas, pues con una física exterior imponente, la RC8 hizo de las suyas cuando se anunció y finalmente en el año 2008 se convirtió en toda una hazaña que se quiso de inmediato por todos. Lo maravilloso de todo esto es que efectivamente ofrece una velocidad final apabullante, posee un diseño exterior notable y se muestra muy estable cuando se le exige más de la cuenta.

KTM RC8

Para quienes deseen saber algo más de detalles de este hermoso modelo, podemos decirles que evoluciona un poco más que lo mostrado por el motor de la Ducati 1098, aunque en el mundo de las revoluciones por minuto la supera por 7.000. Continuando con la comparación, es preciso señalar que a pesar de estar completamente cargada de combustible y pesar un kilo más que la Ducati referida, sigue siendo la versión de KTM mucho más ligera. En esta oportunidad hay que reconocer que estamos frente a una motocicleta que netamente es de carretera, motivo por el que vale la pena probarla y decidir inclusive el comprarla cuando se quiere disfrutar de una preparación adaptada para eso, de otra manera simplemente tenemos otras opciones disponibles.

La conducción de este hermoso exponente de las dos ruedas es precisa y soberbia a ratos, y eso se debe a que la forma en que se diseño hace que su conducción luzca precisa y confortable, lo suficiente como para comprarla a ojos cerrados si buscamos revolución y velocidad en autopista. Ahora bien, si hay que hacer una referencia respecto del apartado “comodidad”, efectivamente esta es una exponente de ese concepto, pues ofrece un buen espacio para la colocación de las piernas, se maneja con una buena postura del piloto, gracias a sus estriberas ajustables permite una posición más baja y finalmente hay que decirlo, sus semimanillares son más anchos y altos, lo suficiente como para estar uno siempre muy cómodo con ellos.

Tal y como era de esperarse, aún la hermosa KTM RC8 tiene puntos en contra, aunque estos no van del lado de la estética, su ingeniería y esas cosas, sino más bien con el defecto congénito de tener que lidiar con una aceleración que a bajas revoluciones no permite nos emocionemos demasiado, cuestión que nos vale como para decir “no gusta para nada cuando se maneja a bajas revoluciones”. Realmente en las pruebas que se han hecho de la misma, se dice de inmediato este defecto, por lo que hay que tenerlo claro antes de desembolsar los 12,688 euros que cuesta este exponente de la deportividad en dos ruedas.

Así también hay que advertir que la suspensión parece algo dura, así como también se debe saber la caja de cambios responde muchas veces a los cambios sin embrague con falsos puntos muertos. Con todo, hay varios problemas en la adquisición de este exponente de KTM, sin embargo para ser una primera versión de Superbike es de lo mejor, no por nada se posicionó como la mejor V-Twin del 2008, por esa razón todos estamos expectantes a las mejoras que se le harán para convertirla sin duda en la mejor motocicleta de carretera de lo que viene.

Algunos de los datos finales que podemos entregar son por ejemplo que posee una velocidad máxima de 270,1 kilómetros por hora, tiene una potencia de 142,3 CV y pesa unos 198,2 Kg aproximadamente. Así la KTM como ya lo dijimos antes, estará disponible con algunas mejoras y posiblemente suba en algo su precio referencial actual de 12,688 euros. La competencia que tiene este modelo se resume básicamente en tres opciones, la primera es la Ducati 1098R, la segunda la Ducati 1098 y finalmente la tercera es una Aprilia RSV-R Factory.

Fotografías | Moto22

Escrito por | 5 de noviembre de 2009 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , , ,
Lee más artículos sobre Deportivas y KTM

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta