Honda CBF600S o Suzuki GSF1250SA, segunda parte

Continuando con esta revisión, hay que decir que el modelo Bandit, cae un poco en las curvas que se encuentran demasiado cerradas y será el usuario el obligado a forzarla un poco más de lo normal en los cambios de tipo rápido de su dirección, motivo por el cual inclusive vale la pena señalar a los lectores no posee la calidad de la suspensión que se ofrece en las motocicletas de Honda.

Honda CBF600S

Cuando nos vemos enfrentados a una autopista, objetivamente hablando la conducción es menos espaciosa que la gran Tiger, aunque de igual forma quita una pantalla más alta que el modelo CBF, inclusive se puede percibir algo más de turbulencia en el manejo de la Bandit. Teniendo un consumo bastante elevado de 6.7 litros a los 100 km recorridos, deberemos tener de inmediato en mente que otros exponentes de la velocidad en dos ruedas como la Triumph, apenas gastan 5.2 litros a la misma velocidad.

Aún a pesar de todo lo que hemos comentado anteriormente, parece ser que las carencias de las que adolece de Suzuki resultan al final insignificantes, y solamente parecen ser evidentes cuando se comparan directamente con otros dos modelos, a lo que hicimos alusión. Habrá que aceptar entonces que Suzuki plantea una motocicleta nuevamente, con ciertas carencias que son tan propias de su modelo como las ventajas comparativas que presenta frente a otros exponentes de la velocidad. En suma, el modelo en cuestión es bastante bueno, en la mayoría de las situaciones pasa sin problema alguno y con nota bastante alta, en las carreteras abiertas se presenta como un modelo tranquilo y confortable.

Con un motor de 1255 cm³, parece ser la más rápida y la que mejor acelera, sin los titubeos propios de la inyección de la Triumph, algo que muchos agradecen. Cuando estamos frente a la marcha más larga, se revoluciona objetivamente menos que en cualquier otra velocidad, reforzando con ello la sensación de estar conduciendo de forma relajada. Si lo que queremos es plantear una conclusión, entonces debemos tener presente que conducir 1500 km en un par de semanas, no es lo mismo que usarla de forma diaria durante dos años, pero aún así el modelo Suzuki GSF1250SA parece ser bastante sólido, además de presentarse como algo más robusto que las primeras Bandit o la mayoría de las Suzuki que se han fabricado.

Suzuki GSF1250SA Bandit

Mientras más tengamos la posibilidad de manejar al modelo Suzuki referido, nos daremos cuenta de mejor forma que, efectivamente hay una clara evolución en este nuevo exponente, y es que la moto original ofrece grandes prestaciones a un valor sumamente económico, convirtiéndose con ello en la preferida de aquellos conductores que gustan de la velocidad, de la deportividad pero que al final combinan todo para tener un aspecto más GT pero que realmente es.

En conclusión deberemos decir que la comparativa evidente entre la Suzuki GSF1250 y la Honda CBF600S, termina con la balanza hacia esta última, pues por un valor de 12,688 euros, obtenemos una potencia de 142 caballos de potencia aproximadamente, con un peso en seco de 198 kg y una velocidad máxima de 270 km/h, lo que en conjunto a una mejor suspensión y una estabilidad envidiable, hacen que lo preferente para los que dispongan del dinero necesario, sea siempre la CBF600S.

Escrito por | 6 de noviembre de 2009 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta